Conclusion Osteopatia - Centre Recuperatori Pardinyes Osteopatia

Vaya al Contenido
Conclusiones

Ténicas de corrección son numerosas, y deben ser conocidas todas: no hay osteopatía de fascias, de músculos o articulaciones, osteopatía visceral, craneal o parietal, hay osteopatía con técnicas específicas.
Un osteópata debe conocer y ser capaz de utilizar todas las técnicas, sea el funcional, el Strain, el músculo-energía o los thrust.
La técnica no es más que un instrumento, no es el hecho de utilizar las técnicas “osteopáticas“ y todavía menos sus preferencias profesionales, lo que hace que un terapeuta sea un osteópata  sino sus conceptos, su modo de razonar y su diagnóstico osteopático.  
El thrust final debe ser sensorial, la búsqueda de la dirección de la reducción del Slack y del camino de la dirección del thrust deben permitir la reducción específica sin conocer la lesión.
No hay que obstinarse en tratar la posición del elemento en lesión, lo que  cuenta es restaurar la función articular y proporcionar bienestar.
Etiquetar una disfunción es práctico para razonar de forma biomecánica, pero de hecho no es necesario.
El tiempo más importante del diagnóstico quizás sea la observación del paciente para detectar las disfunciones: el cuerpo muestra lo que le molesta más, si se sabe mirar.
Jamás se olvidará el tratamiento de las vísceras aunque no presenten síntomas, pues las vísceras pueden mantener reflejos viscerosomáticos.
En  caso de fracaso del tratamiento no hay que olvidar examinar el raquis cervical, y más particularmente la unión del occidental con la primera vértebra cervical, pues no es raro encontrar desequilibrios objetivables mediante la radiografía, y mientras no sean corregidos, por el juego de las tensiones de la duramadre (membrana intracraneal) y de las vías laberínticas, impedirá la estabilización de las disfunciones de la pelvis.
Por la misma razón es conveniente verificar sistemáticamente el resto de la columna vertebral para permitir las adaptaciones.
Hay que tener en cuenta que cuando el paciente visita a un osteópata, busca el alivio del dolor, pero también:

  • Asegurarse de que no presenta una enfermedad grave, como un cáncer, o una patología grave de la columna vertebral (descartada en el 67%), y que no precisa cirugía (importantísimo aquí también el diagnóstico médico).
  • Recibir una explicación sobre la causa de su dolor, saber lo que tiene.
  • Un pronóstico, saber en cuánto tiempo mejorará y con cuantas sesiones de tratamiento.
  • Conocer cómo proteger su columna vertebral: qué deportes debe practicar o evitar; que ejercicios serian recomendables.
CRP OSTEOPATIA

Centre Recuperatori Pardinyes.

info@crposteopatia.es

Regreso al contenido