Lesiones Deportivas - Centre Recuperatori Pardinyes Osteopatia

Vaya al Contenido
Lesiones Deportivas

LA FRICCIÓN TRANSVERSA PROFUNDA (F.T.P) DE CYRIAX

Generalidades: recuerdo histórico

Hace más de 50 años, el Dr James Cyriax comenzó a difundir la idea de la importancia de aplicar los tratamientos en el lugar exacto de la lesión. Con el paso de los años y el desarrollo de sus técnicas de trabajo basadas en este principio, se ha podido constatar la efectividad de las mismas y muchos terapéutas que hemos aprendido y practicado con dichos principios podemos dar buena fe de ello.
Además su forma de aplicación constituyó también toda una novedad ya que la forma de realizarlo es TRANSVERSAL a las estructuras lesionadas, a las fibras, esta técnica o modalidad rompió con toda la ortodoxia tradicional que hasta aquellos momentos preconizaba el realizar las maniobras de masaje “a lo largo“ o “paralelamente“ a las estructuras lesionadas. Por ello, el Dr James Cyriax denominó a esta técnica de masaje MASAJE TRANSVERSO PROFUNDO o FRICCIÓN TRANSVERSA PROFUNDA (F.T.P). Y es considerada profunda por qué llega hasta capas por debajo de la piel y el tejido celular subcutáneo, para alcanzar músculos, tendones y ligamentos. En el momento actual es una terapéutica importante y fundamental en cualquier programa de rehabilitación siempre, en especial si se desea obtener efectos terapéuticos favorables sobre las estructuras músculo-esqueléticas.
El objetivo de este masaje viene a ser la actuación sobre las partes blandas lesionadas del aparato locomotor, con el fin de recuperar su movilidad normal. Para ello el dedo del terapéuta y la piel del paciente íntimamente unidas se deslizarán, por medio del tejido celular subcutáneo, sobre elementos anatómicos profundos que se hallen lesionados.
Los buenos resultados clínicos de la FRICCIÓN TRANSVERSA PROFUNDA (F.T.P) van a depender de varios factores pero fundamentalmente radicaría en el hecho de proporcionar movimientos terapéuticos en una zona muy pequeña y limitada, que ha sido previamente dañada o sufrido una lesión. De esta forma, los movimientos al ser más localizados, son más efectivos, siempre que se apliquen en el lugar exacto de la lesión. De hecho la efectividad de la FRICCIÓN TRANSVERSA PROFUNDA tendrá como objetivo final mantener y restaurar la movilidad indolora de las partes blandas (músculos, tendones y ligamentos) por medio de estas maniobras de masaje penetrante.
Como indica Cyriax, el tratamiento basado en la lógica comprende tres principios que sugiere con suma claridad:

1- Todo dolor proviene de una lesión.
2- Todo tratamiento debe llegar a la lesión.
3- Todo tratamiento debe ejercer un efecto beneficioso para la lesión.

Cyriax finaliza indicando que estos tres postulados le parecen irrecusables.

   Efectos

Los efectos más importantes de la FRICCIÓN TRANSVERSA PROFUNDA (F.T.P) son de tipo mecánico y local. Su acción general sobre otros sistemas y partes del organismo es nulo y  carece de importancia.
Otro propósito importante de la F.T.P independientemente de mantener la movilidad de los tejidos blandos es prevenir la formación de cicatrices adherentes. Para ello, la fricción transversa o masaje de Cyriax debe ser aplicado transversalmente al tejido lesionado en campos muy reducidos y muy localizados. De todos es conocido que las adherencias y cicatrices longitudinales de los tejidos blandos (músculos, tendones, ligamentos) limitan su contracción y es difícil su elongación, pudiendo llegar a causar dolor crónico. Estas cicatrices y adherencias en el músculo suelen causar el referido dolor en ocasiones crónico, debido a las variaciones de tensión que se producen en las zonas lesionadas, durante la contracción muscular, en las cuales el tejido normal se une al tejido neocicatrizal mal organizado.
En consecuencia, al proporcionar un movimiento fisiológico en el lugar de la lesión, mientras ésta se halla en proceso de cicatrización, este movimiento va a inhibir la formación de adherencias indeseadas, generando una cicatriz fisiológicamente más móvil, más fuerte, sin adherencias y con una disposición normal en sus fibrillas.

   Objetivos

  1.    Mantener una buena movilidad de los tejidos lesionados.
  2.    Conservar el movimiento más fisiológico posible en el interior de la estructura lesionada.
  3.    Inhibir la formación de cicatrices y de tejido cicatrizal anormal.
  4.    Evitar la formación de adherencias entre fibrillas y los distintos tejidos.
  5.    Provocar una hiperemia local (congestión de sangre), en la zona de la lesión, con lo que disminuye el dolor y se eliminan sustancias algógenas (dolorosas).
  6.    Facilitar la producción de tejido colágeno perfectamente orientado que resista el estrés mecánico.
  7.    Estimular los sistemas mecano-receptores que por medio del sistema nervioso inhiban el paso de mensajes aferentes nociceptivos.

Como se podrá deducir, la F.T.P es consecuentemente una sucesión de pequeños pero enérgicos movimientos fisiológicos que van a movilizar y con ello modificar la disposición de las estructuras blandas sin someterlas a excesiva tracción, para que las fibras de colágeno que se van formando a lo largo del proceso de cicatrización se sitúen de forma precisa a las necesidades funcionales de los tejidos.


 Conclusión

Se puede afirmar que el masaje de Cyriax (F.T.P) debe ser una técnica de elección a utilizar cuando surjan lesiones de tejidos blandos que afectan a músculos, tendones, ligamentos, fascias y su aplicación viene de la importancia que tiene evitar la inmovilización y la formación anárquica de fibrillas en los nuevos tejidos con la consecuente formación de adherencias que limitan posteriormente la función de los tejidos y originen dolor crónico en los mismos.
Por otra parte, es preciso tener en cuenta que si la F.T.P no actúa en una zona limitada y pequeña: en el lugar exacto de la lesión, no se van a producir los efectos beneficiosos deseados y, como afirma Cyriax, el paciente quedará sometido a un tratamiento tan ineficaz como doloroso.
De esta forma, de manera genérica podemos ya establecer una serie de indicaciones de la F.T.P tales como:

  • Lesiones traumáticas o micro-traumáticas de los músculos.
  • Lesiones diversas de los tendones.
  • Lesiones de ligamentos y de las fascias. Tanto que sean recientes o antiguas, si bien en las lesiones recientes, la fricción actúa con más eficacia al evitar el tejido cicatrizal anormal y las adherencias indeseadas.

   Consecuencias reales de la acción mecánica

La F.T.P mantiene la movilidad normal de los tejidos lesionados, asegurando el movimiento y deslizamiento de los mismos. Favorece la normal cicatrización de los tejidos, logrando una cicatriz más móvil y más fuerte. En consecuencia inhibe la formación de tejidos adherentes y adheridos al favorecer la dirección y organizaciones fisiológicas de las fibras de colágeno. Con ello se consigue una mejor elasticidad de los tejidos lesionados y habilitarles un movimiento fisiológico. Al ser de este modo el movimiento y deslizamientos de los tejidos este será más precoz ya que no aparecen cicatrices densas o adheridas que suelen provocar y de hecho provocan la pérdida de la movilidad fisiológica, y períodos dolorosos en las zonas lesionadas tanto precozmente cuanto y más en la fase de secuelas.

   El diagnóstico de la lesión

Es un paso previo fundamental, para ello, lógicamente se precisan unos conocimientos básicos de anatomía funcional y descriptiva, conocer la manera de realizar la exploración básica del aparato locomotor y conocimiento de la patología del mismo y una gran sensibilidad palpatoria. En el momento actual la ecografía, y la resonancia magnética han simplificado relativamente la realización de un diagnóstico más exacto.
Posteriormente, ya establecido el diagnóstico, son el dedo o los dedos, los que efectuarán transversalmente un recorrido corto, preciso y firme, llegando tan profundo como sea necesario, para ejercer una acción sobre los tejidos lesionados.
En consecuencia, para la aplicación del MASAJE DE CYRIAX es necesario la realización de un correcto “ diagnóstico “ de la lesión, y que esté indicada la aplicación de la fricción en la misma.

   La colaboración médico-masajista es por lo tanto fundamental.

Por un lado el diagnóstico médico, ya comentado y que será realizado mediante una historia clínica y exploración complementaria adecuada ( artroscopia, la ecotomografía, el TAC y sobre todo la resonancia magnética).
Por otro lado el diagnóstico del punto exacto de la lesión, ese lugar preciso donde se encuentra, la inflamación de la vaina tendinosa, la distensión del ligamento, la adherencia, la fibrosis, etc… Para lo que se requiere una sensibilidad manual extraordinaria, en posesión de un experto terapeuta. Este aspecto del diagnóstico es fundamental.
Si diagnóstico y localización no se realizan en ese punto exacto, insisto de nuevo en este aspecto, de importancia trascendental, el tratamiento carece de toda efectividad, y además resulta incómodo y molesto para el paciente.
El Dr JAMES CYRIAX afirma que en los casos en los que no resulta satisfactoria la evolución de la lesión aplicando la fricción profunda, es por un error en el diagnóstico, o una mala localización en el lugar de la lesión.
De ahí que ambos diagnósticos resultan de capital importancia. Tanto el del médico, como el del terapeuta, el cual, deberá poseer suficientes conocimientos de anatomía, así como de exploración clínica, y sobre todo, algo que a veces es difícil de definir qué es la sensibilidad de las manos. Un don o facultad que en algunas personas es especial y que evidentemente se puede ir adquiriendo con el trabajo diario y la experiencia, hasta conseguir una capacidad notable de palpación de las lesiones.

   Masaje de Cyriax y deporte

Debido a la efectividad de la fricción profunda en las lesiones de tejido blando (músculos, tendones, ligamentos, fascias, cápsulas articulares) ha tenido un desarrollo importante en el deporte. Resulta obvio destacar que la patología lesional está principalmente representada por lesiones en dichas estructuras.
Además el masaje TRANSVERSO PROFUNDO tiene un efecto más destacable cuanto más precozmente actuemos, de tal forma que su aplicación en periodos agudos resulta altamente eficaz.
En nuestra opinión el masaje TRANSVERSO PROFUNDO, no sólo es aplicable en los casos crónicos, sino en atención inmediata, urgente, en el periodo agudo de la lesión, tal y como ya he comentado.

La inclusión de este tipo de masaje en la formación de médicos y terapeutas del deporte favorecería la relación, limitaría el freno en su utilización y sobre todo redundaría en beneficio del deportista, de su pronta y adecuada recuperación que es lo que verdaderamente resulta importante.

   Como se realiza la fricción

   Técnica

Será profunda o muy profunda y exacta en el lugar de la lesión. Ni por arriba ni por debajo de la misma, y esto es una premisa fundamental y básica a tener en cuenta.
Se hará perpendicular a las fibras o estructuras del tejido dañado: músculo, tendón, ligamento, fascias, cápsula articular o inserción.
Será: precisa, muy corta, pero que abarque toda la lesión, y en toda su extensión de forma tan profunda como esté situada dicha lesión.
Si no se realiza de esta forma; correctamente, no se obtendrán buenos resultados en ningún caso.

   El tiempo y número de sesiones va a depender esencialmente del diagnóstico inicial y evolución específica de cada paciente.

   Indicaciones

  • Esguince agudo (reciente).
  • Secuelas de esguinces.
  • Esguince crónico.
  • Traumatismo muscular reciente.
  • Secuelas de lesiones musculares.
  • Cicatrices antiguas.
  • Lesiones tendinosas: tenosinovitis, tendinitis.
  • Periartralgias (articulaciones superficiales). Rigideces post-traumáticas por componente tejidos blandos periarticulares.
  • Capsulitis y pericapsulitis (en estado frío).
  • Secuelas de fascitis.
  • Entesitis (pubalgias). Es la inflamación de la inserción.
  • Fibromiositis (fibrosis musculares).
  • Adherencias, cicatrices dolorosas, bridas, etc.
  • Otras secuelas de lesiones del aparato locomotor.

   Lesiones musculares

La FRICCIÓN TRANSVERSA PROFUNDA ( F.T.P ) actúa liberando las adherencias que aparecen en torno a las fibras musculares de la zona lesionada, evitando la formación de adherencias, manteniendo la capacidad contráctil y de ensanchamiento del músculo, facilitando que la contracción activa del músculo sea indolora.
La F.T.P actúa ensanchando de forma pasiva las fibras musculares resultantes de la cicatriz, de esa manera se va a conseguir que el músculo paulatinamente se contraiga de forma más normal.

   Lesiones ligamentosas

Al movilizar los ligamentos en los que se ha producido un esguince reciente, la FRICCIÓN TRANSVERSA PROFUNDA ( F.T.P) actúa en primer lugar como analgésico, disminuyendo el dolor y permitiendo su movilidad en sentido transverso y ejecutando una “ imitación terapéutica de su conducta normal “.
En esguinces crónicos el ligamento suele presentar una cicatriz que se ha adherido a la cápsula, al hueso subyacente y/o en las estructuras que lo rodean. La cicatriz anormal que ha surgido durante este período de inmovilización, provocando rigidez postraumática y movimientos dolorosos.
La fricción transversa profunda ( F.T.P ) facilita una movilidad del ligamento sobre los planos que lo rodean recuperando su movimiento sin limitaciones y sin dolor. Asimismo se van reduciendo las adherencias susceptibles de dolor y limitación funcional.
Por otra parte en estos casos crónicos, la fricción en las lesiones ligamentosas, también facilita la analgesia suficiente para permitir una mayor amplitud de movimientos y secundariamente, la hiperemia ( congestión de sangre ) que provoca acelera el proceso de cicatrización.

   Lesiones de las inserciones

En estos casos la FRICCIÓN TRANSVERSA PROFUNDA ( F.T.P ) se asocia también al reposo. Se trata de crear aquí una analgesia e hiperemia (congestión de sangre en la zona a tratar) por medio de la fricción en la zona lesionada. Aquí la fricción ha de hacerse de forma enérgica y suele ser, más que desagradable, ligeramente dolorosa, tal como la aplicamos en la inserción de los adductores a nivel púbico, en la rodilla de saltador o en la inserción del tendón de Aquiles entre otros casos.
Una  vez que se realiza la F.T.P será conveniente masaje de amasamiento y relajante en el músculo o músculos cuya inserción se halla afectada.

   Lesiones tendinosas

En estos  casos tenemos que distinguir perfectamente que el tendón sea con vaina o sin vaina. De ahí la importancia de tener los conocimientos anatómicos.

  • En los caso de que el tendón NO TENGA VAINA la FRICCIÓN TRANSVERSA PROFUNDA ( F.T.P ) facilita la analgesia de la zona lesionada y una movilización de las fibras con lo que se evitan las adherencias y cicatrices intratendinosas así como que estas surjan a nivel entre el tendón y los planos que lo rodean.
  • En los casos de TENDONES CON VAINA ( tenosinovitis ) va a surgir, tras lesiones, bridas y adherencias entre el tendón y la vaina sinovial. Aquí la F.T.P reduce o anula esta formación de adherencias y restaura el movimiento indoloro del tendón al deslizarse sobre la vaina.

   Rigideces post-traumáticas

Cuando, posteriormente a un traumatismo existen rigideces peri o intraarticulares, el masaje por medio de la FRICCIÓN TRANSVERSA PROFUNDA ( F.T.P ) va a facilitar en primer lugar el desbridamiento que se formó tras la inmovilización, y que puede englobar ligamento, cápsula, tendones y estructuras adyacentes.
   De esta forma la fricción va a facilitar en primer lugar el despegamiento y la rotura de adherencias subyacentes, genera la analgesia, mejora la microcirculación de los ligamentos tensos y adheridos, con lo que paulatinamente se elastifican, se hacen más laxos y se mejora la amplitud del movimiento articular. Aquí la fricción debe realizarse siempre previamente a la movilización articular en la que se reproduzcan los movimientos fisiológicos.

Otras indicaciones

Se recomienda la utilización de la FRICCIÓN TRANSVERSA PROFUNDA (F.T.P), en retracciones articulares de pequeñas articulaciones, tales como la acromioclavicular (clavícula con la escápula), articulaciones del  carpo (mano), metacarpofalángicas (manos dedos) e interfalángicas (dedos) y articulaciones del tarso (pie), así, como en procesos álgicos del raquis (lumbalgias, tortícolis, etc… ).

   Contraindicaciones

Como contraindicaciones locales destaquemos la existencia de fragilidad de la piel y de los ligamentos, en caso de existencia de hematomas (morados) severos, heridas abiertas, cicatrices en vías de formación, infecciones de la piel y en casos de intolerancia, cuando se provoca hiperalgesia (demasiado dolor) al realizar la fricción.
Con respecto a las contraindicaciones existentes por lesiones del aparato locomotor, tengamos en cuenta que la FRICCIÓN TRANSVERSA PROFUNDA ( F.T.P ) no tiene sentido aplicarla en:

  • casos de fracturas, luxaciones y fisuras.
  • en roturas masivas de músculos, tendones, ligamentos o vainas.
  • en calcificaciones u osificaciones periarticulares sean tendones, ligamentos o músculos.
  • en neuritis y radiculopatías.
  • cicatrices.
  • braquialgias (dolores en el brazo o brazos).
  • inflamaciones musculares diversas (no traumáticas).
  • bursitis.
  • artritis reumatoide (inflamación de las articulaciones).
  • artropatías (reumatoide) degenerativas.
  • compresiones de nervios periféricos (ciática, braquialgias).
  • zonas de paquetes vasculonerviosos (axila, ingle, hueco poplíteo ).
  • lesiones infecciosas de la piel.

   Finalmente tengamos en cuenta como contraindicación la presencia de problemas físicos del paciente tales como:

  • neoplasia (formación anormal en alguna parte del cuerpo de un tejido nuevo de carácter tumoral, benigno o maligno).
  • infecciones de origen bacteriano.
  • debilitamientos generales, etc...